martes, 5 de agosto de 2008

Lisboa Querida

Lisboa querida, cuidad del fado,de historia y de encanto.Bajo la mirada y bendición del mismísimo Jesús de nazaré, ni el fuego ni la tierra pudieron con ella.

Con sus estatuas de Reyes, victoriosos en batalla y con sus calles con adoquines y ascensores de 100 años,encantará por su belleza de tal manera que no quieras marchar.

Desde el castillo de San Jorge (quien mató un dragón por amor a una princesa o eso dicen) se puede ver toda la cuidad como una alfombra persa,desde El Rocío pasando por Belén para acabar por el Río Tejo para contemplar su puente demostrando que lo moderno también tiene un hueco.

El olor a castaña asada y pasteles de mil colores hunde la cuidad con olores de todo tipo,su gente amable bondadosos y característicos dan vida a este cuidad,cantantes de fado exhibiendo en la calle, sus poemas tristes de tiempos ya pasados pero que nunca se deben olvidar.Donde era prohibido cantar, hablar o opinar.

Mi Lisboa querida,siempre estarás en mi corazón, porque ya sé que uno es de donde pace, pero nunca se olvida donde uno nace.

Gracias Lisboa por hacerme sentir que me vuelvo a casa.

5 comentarios:

Xurxo dijo...

Que bien te veo, Timoteo, tan osado en la canoa como en el fado.Seguiré con pasión atento a tu evolución, ¿sientes ya la presión?

kovack dijo...

y.... ¿para cuando Londres?

un saludo

Anónimo dijo...

TAN ROMANTICO Y BASTO A LA VEZ QUE RECITAS.ME GUSTARIA LEER UNO DE TUS VERSOS O POEMAS DEDICADO A QUIEN TE INSPIRA TANTA COSA

Cris dijo...

Hola Timoteo, como ves he leído tu nota en mi Blog y no he tardado ni un segundo en entrar en el tuyo! Enhorabuena por lanzarte a escribir tu propio blog!! :D

Seguiré de cerca tus pasos!!

Ánimo y sigue con ese entusiasmo!!

Saludos desde Atenas!

Teogt500 dijo...

Bueno gracias por perder un poco de vuestro tiempo para entrar aqui y ler estas intentos mios de escribir algo decente o un poquito etretenido al menos.Gracias por darme animos.Intenteré mejorar.

Siempre en manada.

Siempre en manada.