martes, 12 de enero de 2010

Once when I was little.



Domingo por la tarde,estaba sentado en el salón leyendo, en principio no iba a ninguna parte, pero el libro que tenía entre manos hablaba de un bosque y lo describía muy bien de repente pasó una cosa extraña, tenía ganas de salir apartarse un rato de ese salón y marchar a cualquier sitio ¿a donde?

El taxista de confianza le dejó delante del antiguo bar del pueblo, ya que ahora no era un bar sino una vivienda, empezó a caminar, pasó delante de su antigua casa mirando de reojo el jardín donde solía jugar de pequeño con su vecina, siguió de frente y tomó un camino entre las fincas y de pronto se encontró dentro del único bosque, si se puede llamar así, que conocía. Los arboles a cada lado del camino se encontraban en lo alto haciendo de un improvisado techo, hacía frío y pequeñas gotas caían desde el cielo, se acordó de cuando paseaba por ese mismo camino con su perro jugando al escondite, el perro siempre le encontraba, era otra época una época más feliz sin tantas obligaciones donde lo más importante era llegar a mañana, donde todos los ilusiones que tenía podrían llegar a ser ciertas algún día.

Dio media vuelta y cogió la carretera que conducía al otro lado del pueblo, llegó a la cuesta que tantas caídas en bici le había regalado, ya que de aquella no tenía miedo a casi nada, por lo menos eso no cambió con el tiempo, cuando llegó arriba giró hacía la derecha, pasó por delante de una tienda y vio algunos conocidos les saludó con la mano pero no paró y de pronto llegó al cementerio, nunca le gustó los cementerios y por eso giró hacía la izquierda evitando así molestar a alguno en su descanso eterno. Llegó a la iglesia del pueblo donde se hace una fiesta todos los veranos, cerró los ojos imaginó por un momento ese lugar de noche con la orquesta de turno con la gente bailando divirtiéndose y los niños echando petardos, sin duda era feliz entonces.

De repente se dio de cuenta que la iglesia estaba abierta, El nunca fue creyente, nunca creyó en nada que no podía ver ni sentir, tenía respeto a los que les servía la mentira más grande jamas contado para sentirse mejor y el cuento de la Biblia no era mala pero El no creía en Dios ni nada, tampoco hacía preguntas al respeto ya que no le importaba lo mas mínimo, nunca perdió la Fe ya que nunca lo tuvo. Pero aun así entró, hacía fresco y olía como todos las iglesias esa mezcla de incenso, madera y antiguo, se sentó en la cuarta fila y se fijó en los santos, ángeles y flores que decoraban el lugar, al fondo estaba la figura del Cristo crucificado justo en el centro, que imagen mas horrible, triste y morboso. Se quedó sentado un buen rato, casi dos horas, no habló con nadie ni pidió nada simplemente se quedó parado allí acordando del paseo y las sensaciones que le invadían, por fin se levantó y salió por la puerta, dio toda la vuelta al pueblo, para llegar de nuevo al punto de partida, llamó al taxista y se marchó.

Entró en casa, se pegó una ducha y se marchó para cama y por fin después de tanto tiempo y tantas semanas sin poder conciliar el sueño, se quedó dormido y esta vez no le despertó ninguna pesadilla ni ningún otro sueño simplemente durmió, durmió y durmió.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Tio haber si encuentras el amor de tú vida, porque a este páso vas no vas bien, supongo que ya te imaginaras quien te escribe esto, jiji...cuidate, CANSION!!!!

Teogt500 dijo...

A ver si me encuentra a mi.
Un saludo cansion.

Dawidh dijo...

Es decir, puedes ir a una iglesia y no puedes pasar ante un cementerio... vaya cura que teme los entierros!

Teogt500 dijo...

Pues si sencillamente no me gusta nada los cementerios.
Un abrazo Dawidh.

Anónimo dijo...

Pues sí, debío de ser un bonito paseo. A ver si un día de estos me animo yo.Xx

Anónimo dijo...

Eso mismo tengo echo yo en alguna vez,caminar dejar la mente libre y que los recuerdos fluyan suavemente de lo vivido tiempo atrás.Sabes lo que únicamente he conseguido en esas ocasiones???Llorar!!Dejè muchas cosas atras..lejos,muy buenos momentos,amistades,lugares,aromas,mi queridisima zxr750..Ahora tengo algo que no lo cambiaba por nada en el mundo,mi mujer,mi hija y unos coleguitas cojonudos.Pero a ti te tengo como un buen amigo.Para que veas que el pasado allí quedó y el presente me ofrece cosas muchísimo mejores las cuales hay que disfrutarlas y apreciarlas.Perdona por el rollo este de cojones.
Como te he dicho alguna vez..tus amigos están aquí para lo que quieras,entrar,salir..vive el día tu sabes de sobra hacer eso bien...y déjate de paseos cansinos por la aldea que aparte de salirte caros por el taxi,en las iglesias huele a madera podre y encima te piden pasta,y a la vuelta es posible de que pises alguna mierda de vaca.

Saludos cansion desde 10 minutos de tu casa.

Anónimo dijo...

hola ,soy Dios, os habeis dado cuenta que sigue lloviendo????? A un ingles si no le gusta la lluvia solo puede ser Irlandes o gallego.Buenas noches.

Teogt500 dijo...

Cansion vaya comentario que has hecho te ha salido directo desde dentro y me alegro que aprecias mi forma de vivir la vida y verla por eso supongo que soy tu amigo.Pero a veces hace falta volver a ver de donde uno viene para darse cuenta a donde ha llegado y apreciarlo todavia más....porque quien lo diria hace unos años que estaría tan bien.
Un abrazo cansion.

Bueno el ultimo comentario ha sido buenisimo (aunque no debes utilizar su nombre en vano) me he reído a carcajadas aunque no he dicho en ningun momento que no me gusta la lluvia de hecho me tranquiliza bastante cuando llueve así que de Gallego nada y de Irlandes bastante menos.
Un saludo Anónimo y buenas noches.

Teogt500 dijo...

Wingman llevo tiempo deciendote para que me acompañas algun día a ver si de esta va.
Un abrazo.

Anabel dijo...

Yo me apunto a ese paseo...pero quiero entrar al cementerio! soy asi de morbosa!

Sabes lo que más me alegra! Que por fin! hayas dormido!!! ya estaba pensando en una terapia hipnótica!!! Ya me etrañaba no verte por Skype a darme los buenos dias!

Miles de besos!!!

Siempre en manada.

Siempre en manada.