domingo, 21 de febrero de 2010

Best of you. ( Lo mejor de ti.)


A veces conocemos a personas que simplemente tenemos una lazo invisible que se conecta nada más verlos por primera vez o cuando por fin se siente su calor. Es algo inevitable.

Acabo de llegar de a mi casa después de pasar todo día en A Coruña con unos amigos que realmente tengo el privilegio de conocer. No estaban todos, algunos porque no podían y otros porque no querrían pero tengo que reconocer que estaba tranquilo, estaba feliz y sobretodo estaba muy a gusto.

Ahí sentado en el hall del hotel vigilando la puerta en un día que amenazaba con llover en cualquier momento, ella entró acompañada con su hermana, después de tantas entradas, tantas comentarios y tantos secretos gritado a voces, estaba allí a penas a unos pasos de distancia. Una mirada bastó daba igual la cara seria que puse, ni una sonrisa siquiera, no iba a sorprenderla ya que la sonrisa ya se dibujaba en su rostro a conectar la mirada con la mía.

Su hermana me tenía mas preocupado estaba muy seria con una cara de cansancio que impresionaba, es lo que tiene los excesos de acostarse tarde el día anterior con la consecuencias del buen vino gallego.

Es curioso lo cómodo que estaba en una comida donde no había secretos donde no tenia que preocuparme en quedar bien, Anabel eufórica con la camara en la mano, Dawidh comportándose extrañamente correcto y Virginia despertando poco a poco de su resaca. Hablamos de todo con distintos puntos de vista sobre temas comunes, sobre la fe que nos quita las personas, sobre dolor y como afrontarlo, sobre el deber, sobre la vida,  sobre el amor, la esperanza y la desilusión, sobre la fortaleza y en definitiva de las distintas maneras que nosotros, cuatro amigos afrontamos las distintas vidas que nos ha tocado vivir.

Hay casualidades a veces que te pueden sacar una sonrisa, mientras tomábamos unas copas después de comer en una cafetería a lado de la playa  se sentó en frente nuestro un señor extranjero que obviamente no tenía ni papa de Español llevaba un libro en la mano y se sentó dispuesto a ver el partido que echaba por la tele cuando de repente veo que me saluda, no me di cuenta de quien era hasta que habló conmigo y recordé que la semana pasada estuvo en el bar y cuando me dijo que era de A Coruña le tenia pedido que me recomendara unos cuantos restaurantes por si acaso. Me tenia contado que vino a Galicia  desde Alemania porque conoció la mujer de su vida mientras hacia el camino de santiago, se dejó literalmente todo por amor, y aun encima no hablaba nada de castellano y los dos se comunican en Ingles, mientras hablaba conmigo me enseño el marca paginas que utilizaba, era un papel que le tenia dado, que llevaba escrito El Pub Inglés. Definitivamente el mundo no es tan grande.

Aun fuimos a dar un paseo y acompañar a Virginia a realizar una compra de ultima hora, un vestido que tenia visto el día anterior, no voy a dar detalles sobre el vestido pero solo diré que no todo mundo puede llevarlo y puede causar un paro cardio-respiratorio a mas que uno.

De vuelta al coche y por las calles de la ciudad con Anabel del brazo me volvió entrar esa sensación de tranquilidad de saber que tal vez no todo que hago esta mal hecho y que no todo mi vida es trabajar y vivir para los demás, que la gente se divierte cuando me rodean y mi forma de ver la vida no esta tan equivocado como yo creía, hay otras maneras de vivir y disfrutar de estos momentos, que regalamos lo mejor de nosotros y recibimos lo mejor de los demás y hacemos que un día sea inolvidable.

Tengo que mencionar que durante el camino de vuelta, creo que escuché la mejor banda sonora de viaje de mi vida, si tenemos algo en común Dawidh y yo es la música y sinceramente no quería que ese viaje acabara nunca, de vuelta paramos en Pontevedra donde conocí su hermano para tomar la penúltima. Llegué a casa cansado feliz y no me costó dormir tal vez porque por un día no tenia nada que me preocupara mas que demostrar lo mejor de mi y con eso creo que cumplí. Gracias Dawidh, Gracias Virginia y sobretodo Gracias Anabel por darme esta oportunidad de disfrutar y demostrar lo mejor de vosotros.

A veces conocemos a personas que tenemos un lazo invisible que se conecta nada mas verlos o cuando por fin se siente su calor. Es inevitable.

5 comentarios:

Alury dijo...

Me alegro que lo pasaran bien :)
Si un día de estos me encuentro con un billete baratito pa Galicia, pongan el cuño de que iré para allá!!!!!! :D

Teogt500 dijo...

Siempre estarás bienvenida y me gustaría que vinieras a disfrutar de unos días de vacaciones con nosotros.
Un beso y como dije en alguna ocasión te tomo la palabra...

Anabel dijo...

Teo...fue un dia super especial! Te dije que del 2010 no pasaba!!!

Eres grande, amigo Teo, y un placer para nosotras y para mi en particular conoceros y disfrutar esas horas, esa sobremesa y vuestra compañía...

Esto es sólo el principio!!!

Un besazo!!!

ps...me encanta la canción!

Cris dijo...

Que bonito ver que hay personas que siguen creyendo y sintiendo en esos lazos invisibles. Como dice el libro del Principito "“No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

Un beso Teo y Anabel!

Teogt500 dijo...

Cris, me alegro que pasarás por aqui como se nota que te gustan las entradas optimistas y divertidas.

Sentir es lo que nos recuerda que estamos vivos.

Tres meses te faltan (si me acuerdo bien) nerviosa ya? rompe algun plato solo por la coña, y no te olvides de enseñar fotos!!!!!

Un beso.

Siempre en manada.

Siempre en manada.