viernes, 31 de diciembre de 2010

The last of 2010. (lo ultimo de 2010.)



Feliz 2011 a todos y cada uno de vosotros. Gracias.

2010 Me tenia preocupado, empezó mal por cuestiones familiares, después siguió mal por razones profesionales y no tenia mucha pinta de mejorar. Pero si que cambió, fue el año que conocí a Anabel y a Alury, fue el año que aprendí a conducir, fue desde luego el año que más pisé la playa.

Disfrazado de noble en fiestas de historia, conduciendo hasta pueblos lejanos y perdiéndome por el camino, frustraciones por el trato recibido por algunos y sorprendido por la alegría compartida de otros.

Mis amigos siguen siendo los mismos y alguno mas voy haciendo, pero sobretodo por encima de traiciones, tristezas, coches, viajes, playas y fiestas, este año será y espero que sea así, recordado por haber conocido la persona que me llena, quien me hace seguir y quien comparte tantos de esos momentos escritas y compartidas aquí y quien hizo que este año he sido inolvidable. Un beso Silvia.

Feliz 2011 a todos y cada uno de vosotros. Gracias.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Shout! (Gritar.)



Nunca descargues tu ira con quienes te quieren, hazlo con quienes te odien.

Es Navidad señores, falta poco para una noche mágica llena de ilusión y buen ambiente donde deberemos disfrutar y sentirnos felices y hacer quienes nos rodean sentir feliz, porque al fin al cabo somos privilegiados para poder sentar a la mesa y poder cenar o comer en familia cuando muchos no tendrán esta suerte.

Pero estamos en momentos difíciles donde todos tenemos alguna preocupación en mente y ahí es donde tenemos que demostrar nuestra fortaleza ante las adversidades que nos presentan. A veces tenemos ganas de pegar un buen grito y lo que solemos hacer es gritar por la razón que sea a la persona que mas cerca tenemos y que ganamos con esto?...pues nada, no arreglamos nada y aun encima producimos tristeza en esa persona.

A mi no me gustan los gritos, de hecho muy rara vez levanto la voz, crecí en un ambiente de gritos y aprendí de primer mano que no sirve para nada. la presión no se va porque descargas en otra persona, simplemente aumenta porque a los 5 min te das de cuenta que actuaste mal y te sientes mal por ello. Por eso yo cuando no puedo mas me pierdo un rato y cojo aire y aunque me levanten la voz o me peguen cuatro gritos mi voz no aumenta de tono y no caigo en provocaciones.

Todos vivimos en nuestras vidas de yupi, nunca somos tan felices como creemos y nunca seremos tan desgraciados como a veces nos sentimos. Así que aprovecha el día señores, disfrutad de la Navidad que mañana será otro día y cuando te apetece pegar un buen grito hazlo, pero delante del espejo, ya que es el único que merece tu ira.

Nunca descargues tu ira con quienes te quieren, hazlo con quienes te odien.

jueves, 9 de diciembre de 2010

What we´re living for. (Para lo que vivimos.)



Alguna vez has sido tan feliz, que pareces invencible ante cualquier obstáculo?...espero por bien que si.

Hace un año por estas fechas mi vida era muy distinta, trabajaba demasiado, para quienes no merecían mi sudor, mi familia era un autentico desastre, por mucho empeño que ponía yo para remediar la situación, conocía la cara amarga del amor donde conocí a gente que tenían una visión bastante distinta que la mía y mas tarde descubrí que el dinero para algunas es lo mas importante. En definitiva estaba encabreado con el mundo ya que por mucho que luchaba no parecía que salia nada y me acuerdo bien que esas Navidades para mi fueron los peores en muchos años.

Aquí estoy casi un año después, con los pies fríos delante del ordenador y con una sonrisa en la cara. Ayer por primera vez mi madre vio el árbol de Navidad decorado en mi casa, digo por primera vez porque mi madre nunca había entrado en mi casa por razones que los que me conocen saben de sobra. El árbol lo puse el Sábado pasado con Silvia y después de escuchar mi madre comentando en la chuliña (el coche) que quería ver como quedó y ver para Silvia de reojo decidí llevarla a casa por la primera vez.

Los problemas siguen ahí, pero ahora el enfoque es distinto me siento arropado por las personas que me quieren ellos saben que estoy ahí para lo que sea y eso me lo hacen saber cada día con la forma que soy tratado, ahora veo que no hay problema que no se puede resolver y esas mañanas cuando despierto acompañado me siento bien, feliz y a veces pienso que sigo soñando que la vida no puede ser tan fácil y no merezco lo que tengo.

Este año cenaré acompañado el 24 con personas luchadores, que han pasado mil y una batallas y que siguen luchando día a día, cenaremos entre risas y carcajadas disfrutando de mutuo compañia y el día siguiente comeré con mi madre y con Silvia ese Pavo típico Inglés en el día de Navidad, si algo aprendí en este año es que lo mas importante que podemos llegar tener son las relaciones con los que nos rodean, sentir alguien feliz junto a nosotros y saber que cuando todo esta tan oscuro que no puedes ver bien el camino siempre habrá una mano a enseñar por donde ir. Siempre hay que luchar por lo que uno crea correcto y nunca preguntar para que estamos aquí, porque tarde o temprano lo sabremos de sobra.

Como podeis ver señores la panorama ha cambiado de un año a otro y ahora si me permitís me voy para cama a calentar los píes.

Alguna vez has sido tan feliz, que pareces invencible ante cualquier obstáculo?...espero por bien que si.

Siempre en manada.

Siempre en manada.