lunes, 13 de febrero de 2012

Diva.



Hay un estudio que dice que cuando escuchamos música que nos gusta se activa en el cerebro los mismos mecanismos que cuando nos enamoramos...la música siempre estará ligado al amor de alguna manera.

 Me acuerdo cuando estudiaba en Inglaterra en mi clase había una chica que tenia una sordera importante y llevaba aparatos en los dos oídos hablaba con dificultad pero sin duda era la chica mas guapa de clase.

Todos los miércoles cada clase tenia que tener preparada una función para representar delante de todo el colegio. cuando tocó a nuestra clase escogimos la música como tema principal y todos ensayamos distintas piezas o bien cantando o bailando pero ella (creo que se llama Rebeca no me acuerdo bien) no ensayaba con nosotros y yo pensaba que era porque no era capaz de escuchar bien y cantar como nosotros me daba mucha pena.... pero estaba muy equivocado. Cuando nos tocó nuestra miercoles salimos todos hacer nuestros actos (a mi me tocó con los demás chicos de clase hacer una versión de Life is Life menos mal que no hay prueba gráfica de ese acontecimiento) y cuando pensábamos que ya había acabado entró la profesora con Rebeca anunciando una sorpresa, bajaron las luces y iluminada solamente por un foco interpretó la canción de Whitney Houston I Will Always Love You delante de trescientos alumnos de St Thomas More.

 Bien cierto es que no pronunciaba bien las palabras pero daba igual tenia una voz increíble y el silencio de todo colegio que la acompañó, que solo fue roto al final con un estruendo de aplausos me quedará grabado para siempre, no fallaba una nota y el poderío de su voz eclipsaba todos sus carencias. Sin duda fue la mejor interpretación en directo que asistí en mi vida.

 Me levanté ayer con un aviso en el móvil que la cantante Whitney Houston fue encontrada muerta en la bañera y sin duda me sentí triste acordándome de su música y la manera que cantaba pero sin duda también me acordé de aquella vez que escuché a Rebeca cantando su canción delante de trecientos alumnos de mi antiguo colegio.

Hay un estudio que dice que cuando escuchamos música que nos gusta se activa en el cerebro los mismos mecanismos que cuando nos enamoramos...la música siempre estará ligado al amor de alguna manera.
 R.I.P Whitney ahora cantarás para Dios.

2 comentarios:

OCTUBRE dijo...

Sabes que una persona tartamuda al hablar, no lo hace cuando canta, porque la mente se centra en el ritmo y no en la palabras.
Un besote.

Alury dijo...

Una bonita historia... :) Me ha gustado mucho. Sin duda esta mujer tenía una gran voz y era una gran artista, pero también fue uno de los casos más evidente de que las estrellas se estrellan muchas veces y no todo el mundo aguanta bien la presión (o amistades que no le convienen).

Un besito

Siempre en manada.

Siempre en manada.