lunes, 26 de enero de 2015

La Leona y El lobo

Buenos días.....Buenas noches...

El Lobo yacía en el suelo una sombra de lo que una vez fue, la leona se le acercó y depositó el pedazo de carne fresca que acaba de cazar delante de El, la noche caía sobre El Lobo como un manto oscuro y frío que le envolvía en un mar de tristeza sin fin. La Leona volvía cada noche con la caza de del día y se le acercaba, ofreciendo el calor de su compañía en esas noches que parecían interminables, El Lobo estaba llamando a las puertas de cielo pero La Leona no dejaba que le abrieran. La Leona luchaba por El y rugía a los depredadores para espantarlos. La Leona, si recordaba bien quien era ese lobo y quien había sido para ella y no estaba dispuesto a perderle.

La noche volvía a caer sobre El, oscuro frío y denso pero ahora lo atravesaba con los focos de su coche, adelantaba camiones que se dirigían a lugares desconocidos, mientras sonaba los Guns a toda pastilla, le vino la sonrisa a la cara a ver las luces de la cuidad que le parecía saludar a llegar, dirigía su coche por las calles, ya de sobra conocidos y empezaba a sentirse libre, lejos de su rutina diaria y lejos de la hipocresía del lugar que llamaba hogar.

Al fondo de la calle visualizo la silueta de La Leona, esperando desde hacia 10 minutos, al subir lo primero que soltó fue "este coche no tiene intermitente?" y El se echó a reír contestando lo primero que le vino a la cabeza, sin que colara de ninguna manera. Seguía sonando los Guns grupo preferido de los dos "fue casualidad tenia el cd en el coche" le dijo....tampoco coló. Ella cantaba el coche rugía y El conducía, dos amigos que aunque estando lejos se acompañaban mutuamente en lo bueno y en lo peor, sin tonterías, sin enfados tontos por idioteces, donde pasara lo que pasara siempre había un buenos días y un buenas noches al principio y al final de cada día.

Esa noche se le hizo corto al Lobo,una noche de carcajadas y risas por un regalo equivocado y se acordaba en ese mismo instante, de cuando las noches se hacían interminables y lo lejos que estaban esas noches ahora, gracias a esa Leona que caminaba junto a El por el casco viejo de una cuidad que dormía.

Gracias.

Buenos días......Buenas noches.....






Siempre en manada.

Siempre en manada.