miércoles, 10 de junio de 2015

Never Walk Alone.


Hay gente que se conoce una vez en la vida en persona, pero permanece una vida entera ligado a ti.

Huele a algo, verdad? que será? Una mezcla de salitre, arena mojada y algo especial, casi indescriptible. Un olor que se pega en la ropa, en el pelo y en la piel. Ese olor me encanta señores, ese olor es la playa, eso significa solo una cosa. Bienvenido al verano!!!!

Cuando veo el mar y la playa me evade un sentimiento de libertad, es mi hábitat, es donde más a gusto estoy. Me imagino donde has crecido, no esa isla que sale en la tele llena de turistas de fiesta (que oye también tiene que ser divertido) sino esa isla, el autentico, la Ibiza que conoce solo los que son de allí, los auténticos. La gente que ha crecido en Ibiza es optimista por naturaleza propia, viven en un paraíso. Ese optimismo lo trasladan a la gente que les rodea, levantan a los que caen, no los dejan marchar, ven mas allá de la oscuridad, porque son gente que han vivido a la luz del sol y saben mejor que nadie que después de la noche mas oscura siempre, siempre, sale el sol. Verdad Anabel? querías una entrada? querías lo mejor de mi? pues toma!

Un coche, tres amigos, música, sol y un destino. Al fondo aparece esa linea inconfundible,donde acaba El mar y empieza el cielo, el olor de antes empieza evadir el coche. Aparcar a la primera, no le llega la hora, los pies por fin tocan la arena, quema, pero que gusto, toalla al suelo y directos al mar. El mar le saluda con un rugido de felicidad, quitando de golpe ese calor de los pies. Esto no es Ibiza señores, esto es Galicia y eso significa que el agua esta fría, muy fría. Parece que el mar se ríe, juega conmigo, se va en paz, solo para volver hecho una furia. Te quita la hombría de golpe, pero no te rindes, el mar juega contigo y tu con El y acabas abrazando con todas tus fuerzas ese momento. Acompañas las olas y te dejas llevar, tu alumna te acompaña igual que su amiga, esa alumna a quien tengo que enseñar Inglés antes que septiembre, también disfruta del mar, del sol y de playa y ellas sonríen, yo sonrío. Todo esto mientras que seguimos jugando con el mar.

Pasear por la orilla sin ninguna preocupación, mirando de frente, porque siempre se camina con la mirada hacia delante, mirar el suelo mientras uno camina es de cobardes, de los que tienen vergüenza, de los que tienen miedo de lo que van encontrar y yo no soy así. No tengo jefes, no tengo miedo,nada me ata, no hay nada que me cansa hasta un extremo imposible. Siempre me levanto, porque conozco gente como Anabel, que siempre está ahí, sabe cabrear este toro y sabe sacar lo mejor de mí, utiliza el orgullo en mi contra, utiliza todos los trucos que hay en el libro y hasta que me levanto no para.

Camino por esta orilla, la arena se mete entre los dedos de los pies.
El crio que esta delante conoce por primera vez El mar con un chillido de sorpresa y exaltación, mientras que su madre lo mira con cariño y orgullo, que solo le sale a una madre.
La playa es un sitio lleno de energía positiva, esa misma energía de que está hecha la gente de Ibiza, como Anabel, como su hermana, como sus hermanos y como sus padres.
O como la gente de Galicia, las espartanas o leonas que luchan día a día para aprobar en tierras sin mar. Los músicos y los barbudos que disfrutan de la vida entre canción y canción. Los que no tienen trabajo en los pueblos perdidos y están agobiados, pero siempre buscan un hueco para una visita. Compañera de trabajo que se convierte en amiga desde el primer día y llora tu pérdida. Personas que cuentan contigo para ayudar organizar su fiesta de cumple, aúpa pues! Compañeros de juegos esperando que los cubres desde la mirilla de tu fusil. Alumna que te acompaña a disfrutar del sol con su amiga. Y poetas casi anónimas, que un año después, aun se acuerdan de ti. Toda esa gente me acompaña mientras camino por la orilla y los que dejo atrás, que no daría acabado este entrada. No camino solo, no camino viendo para el suelo, camino hacia delante con la cabeza bien alta mientras el mar me invita jugar de nuevo.

Parece que llega el verano verdad?, pues a que esperas, disfruta y vete a la playa.Nos veremos allí.

Hay gente que se conoce una vez en la vida en persona, pero permanece una vida entera ligado a ti.

Para ti Anabel.







Siempre en manada.

Siempre en manada.