lunes, 6 de julio de 2015

Lost Smile.


Todos tenemos imágenes que nos quedan grabados como fuego en la memoria....a veces ese imagen es una simple sonrisa.

El entró en la sala y claro estaba lleno era un espacio amplio pero aun así había tranquilamente 10 filas de sillas y por lo menos 30 personas estaban sentadas y aun encima ya había empezado el recital. Se puso a ver si encontraba esa sonrisa perdido entre la gente y tardó dos segundos, ultima fila primera silla a la derecha. Una chica joven escuchaba tranquilamente el recital con una sonrisa en la cara mientras sostenía un bolso grande en su regazo, vestía bien, chaqueta beige a juego con sus sandalias de tacón y unos vaqueros, moderna pero detallista y justo a lado la única silla vacía. Ella no se había fijado en El, estaba atenta al poeta del escenario, El se sentó a su lado, Ella tampoco se dio de cuenta y El pensó y ahora que?

Hace una año mas o menos, El fue a ver un monologo, cuando llegó al local estaba abarrotado de gente pero nada mas entrar algo le llamó la atención, una sonrisa que era simplemente una sonrisa perdido, en una multitud de caras anónimas, solo se fijó en la sonrisa, pero fue suficiente le quedó grabado.

Después del monologo que fue muy divertido,con un intento de salir del paso con un I don´t speak spanish, que no coló, se puso a ojear una red social que hablaba del monologo y de las experiencias de los de allí presentes. Algún comentario que otro le llamó la atención y dio al botón de seguir de la autora de esas comentarios. Durante un año  El leía en silencio fragmentos de poesía que eran sus comentarios mas frecuentes. Pero nunca se dio de cuenta realmente quien era esa persona a quien empezó a seguir de forma que El pensaba que fuera anónima, hasta hace bien poco.

Un día esa persona subió una foto, por casualidad El tenia el móvil en la mano y lo vio. Era una foto de una niña pequeña sentada en la cocina de su casa en un cumple, pero algo le volvió a llamar la atención, una sonrisa de oreja a oreja y de felicidad pura "no puede ser pensó" hacia casi un año de aquel monologo y hacia un año que El seguía a esa persona en una red social pero esa sonrisa era la misma que le llamó la atención en una multitud de caras anónimas nada mas a entrar en el local.

Le habló aquel día por primera vez, pensando que no se acordaba quien era El. Primera sorpresa, se acordó y obviamente El se puso a ver sus fotos y entre muchas había una en blanco en negro, segunda sorpresa, era solo de su sonrisa y ya le confirmó lo que sospechaba Ella era la dueña de esa sonrisa perdida.
Embedded image permalink

Ahora que? pensó El, estaba sentado a su lado escuchando poesía en un silencio donde el único ruido procedía del escenario donde los poetas hablaban de amor y desamor. Durante 15/20 minutos El se perdió en esos cuentos, de donde se pasa de la felicidad a la tristeza en un suspiro ahogado del locutor. Le pasó por la cabeza no decir nada y esperar al final y marchar sin mas, porque hasta las sonrisas mas preciosas pueden asustar, pero claro El no es así y no suele asustarse con facilidad.

En un momento de aplausos y cambio de poeta  El se acercó a Ella, olía a perfume, estaba muy cerca, le pronunció su nombre y le dijo "deberías subir a  recitar alguna de tus poesías".

La cara de sorpresa de Ella fue monumental y lo primero que le dijo en una sala de nuevo en perfecto silencio fue.....Joer que susto!!!! y le metió una hostia en el brazo....claro era Gallega señores. El volvió a clavar la mirada al escenario, algunas personas se volvieron para ver que pasaba; El los ignoraba, pero se dio de cuenta que ella se estaba riendo y la risa es contagiosa y también a El se le dibujó una sonrisa en la cara se estaba divirtiendo.El le preguntó como no se dio de cuenta y Ella le contestó que El había cambiado mucho, El nunca llegó a saber si por bien o por mal. Ella maneaba la cabeza de un lado a otro y repetía una y otra vez "que cabrón" pero sonriendo y señores esa sonrisa en blanco y negro es muy buena pero en persona es espectacular y es una sensación genial, cuando dos extraños que no se conocen de nada se ríen juntos

Vieron juntos el final del recital y mientras uno de los poetas hablaba de amores de distancia El se volvió a acercarse a Ella y le dijo solo una palabra "Madrid" era su forma de decir "se lo que hay", solo estoy aquí para conocerte, para conocer la dueña de esa sonrisa perdida que tanto me llamó la atención. Ella mientras tanto, luchaba contra las lagrimas del recuerdo de su amor que tan lejos está.

Al acabar se despidieron sin mas y aunque a El le invadía una sensación de tristeza por no haber podido hablar mas con Ella, le empezaba a dibujar una sonrisa en la cara a recordar que por fin había encontrado la dueña de esa sonrisa perdida.

Embedded image permalink

Todos tenemos imágenes que nos quedan grabados como fuego en la memoria....a veces ese imagen es una simple sonrisa.


P.D Todos las fotos utilizadas en esta entrada han sido claro está, gracias al permiso concedido por su protagonista por lo cual doy las gracias.

1 comentario:

Anabel Amador dijo...

Tu y yo... Tenemos que hablar...

Siempre en manada.

Siempre en manada.