jueves, 31 de diciembre de 2015

I´m still breathing.



Un buen hombre solo se siente juzgado por las personas quienes le importa, la opinión de los demás no le afecta.

La Leona y El Lobo se van de fiesta señores, se acaba el año y lo importante es entrar por la puerta grande igual que siempre. Un año de desafíos de nuevos retos y el Lobo lo deja atrás con la cabeza bien alta.

365 buenos días, 365 buenas noches y todo acaba con dos personas despidiendo y saludando en persona en cuestión de minutos, sonriendo abrazando y sintiendo felicidad mientras entran en el año nuevo igual que salen del año anterior ...juntos.

Son noches para recordar, y para guardar en la retina, son esos momentos donde uno se siente mas vivo cuando contemplas las personas a tu alrededor felices brindando disfrutando de la música, bailando, bebiendo sin acordarse de las dificultades, simplemente siendo felices, siendo auténticos sin postureo, sin tonterías. Cada uno de los que acompañaran El Lobo mañana estarán allí porque quieren estar y porque El quiere que estén, ninguno estará por obligación, El Lobo escoge su manada y la manada escoge a El.

Un año se puede resumir si ha sido bueno por las veces que has tenido que pedir perdón, las veces que has dado las gracias y las veces que te han dado las gracias a ti. Creo que he cumplido de sobra ya que he dado las gracias y he recibido el reconocimiento de los que me rodean mas veces que he metido la pata. He caminado con la mirada al frente no he tenido que bajar la mirada en ningún momento, he visto la felicidad de un alumno sacar su primer 9 en Inglés, sabiendo que algo tuve que ver y he visto ese mismo niño enfermo en el hospital bajar de la cama para dar un abrazo a su profe, son momentos así que recordaré del 2015 y como estos ha habido muchos

Que pido para el 2016? ....pues nada, espero seguir igual caminando con la cabeza alta, la mirada al frente, con una manada leal, honesto con ellos mismos, seguir disfrutando de la playa, de los ciudades de puentes, de mi trabajo y cuando mire a mi derecha  encuentre una Leona caminando con sus gestos felinos dándome los buenos días y las buenas noches otros 365 días del año queriéndome de la misma forma como ha hecho hasta ahora.

Un buen hombre solo se siente juzgado por las personas quienes le importa, la opinión de los demás no le afecta.









Siempre en manada.

Siempre en manada.