lunes, 26 de enero de 2015

La Leona y El lobo

Buenos días.....Buenas noches...

El Lobo yacía en el suelo una sombra de lo que una vez fue, la leona se le acercó y depositó el pedazo de carne fresca que acaba de cazar delante de El, la noche caía sobre El Lobo como un manto oscuro y frío que le envolvía en un mar de tristeza sin fin. La Leona volvía cada noche con la caza de del día y se le acercaba, ofreciendo el calor de su compañía en esas noches que parecían interminables, El Lobo estaba llamando a las puertas de cielo pero La Leona no dejaba que le abrieran. La Leona luchaba por El y rugía a los depredadores para espantarlos. La Leona, si recordaba bien quien era ese lobo y quien había sido para ella y no estaba dispuesto a perderle.

La noche volvía a caer sobre El, oscuro frío y denso pero ahora lo atravesaba con los focos de su coche, adelantaba camiones que se dirigían a lugares desconocidos, mientras sonaba los Guns a toda pastilla, le vino la sonrisa a la cara a ver las luces de la cuidad que le parecía saludar a llegar, dirigía su coche por las calles, ya de sobra conocidos y empezaba a sentirse libre, lejos de su rutina diaria y lejos de la hipocresía del lugar que llamaba hogar.

Al fondo de la calle visualizo la silueta de La Leona, esperando desde hacia 10 minutos, al subir lo primero que soltó fue "este coche no tiene intermitente?" y El se echó a reír contestando lo primero que le vino a la cabeza, sin que colara de ninguna manera. Seguía sonando los Guns grupo preferido de los dos "fue casualidad tenia el cd en el coche" le dijo....tampoco coló. Ella cantaba el coche rugía y El conducía, dos amigos que aunque estando lejos se acompañaban mutuamente en lo bueno y en lo peor, sin tonterías, sin enfados tontos por idioteces, donde pasara lo que pasara siempre había un buenos días y un buenas noches al principio y al final de cada día.

Esa noche se le hizo corto al Lobo,una noche de carcajadas y risas por un regalo equivocado y se acordaba en ese mismo instante, de cuando las noches se hacían interminables y lo lejos que estaban esas noches ahora, gracias a esa Leona que caminaba junto a El por el casco viejo de una cuidad que dormía.

Gracias.

Buenos días......Buenas noches.....






viernes, 2 de enero de 2015

Epic.


Ella le preguntó eres Feliz ? El contestó si y siguieron bailando.


Normalmente la gente escribe después de fin de año repasando el año anterior y poniendo deseos y metas para cumplir para el año nuevo, bahhhh eso esta muy visto así que, esto que no pare, seguimos de fiesta.

Miró a su alrededor y solo vio caras de felicidad, gente dando abrazos, bailando,cantando, besos en la oscuridad, mientras que la música seguía sonando con fuerza. Estaba en el sitio donde tenia que estar rodeado de sus amigos gente fiel, leal y sobretodo buena, había empezado un nuevo año, estaba vestido para la ocasión como buen Ingles y bailaba mientras que la música escogido por los invitados sonaba con fuerza, esa noche nadie iba a dormir.

La felicidad es contagiosa, le gustaba ver la gente ahí feliz, daba igual las horas que le faltaba de sueño,daba igual que el día siguiente iba a reenganchar en el trabajo, la felicidad dominaba su cuerpo ese noche era suyo, le había costado llegar ahí, algunas puertas fueron cerrados durante el 2014 pero otros se habían abierto y con una mano tendido, había conocido mejor algunas personas gracias a esas puertas cerradas. El 2015 empezaba igual que el 2014, de fiesta y con casi toda la misma gente, estaba agradecido con todos y cada uno de ellos, se acordaba de gente que estaba lejos, muy lejos y se daba cuenta en ese momento lo importante que había sido algunas personas este año, que literalmente no le dejaron olvidar quien era y lo acompañaron durante esos días de oscuridad para demostrarle que seguía viendo luz y ahí estaba El, de pie, con sus amigos bailando abrazando besando y escuchando la música que sonaba de fondo con fuerza, no cambiaría ese sitio por ningún otro.

La noche se hizo de mañana y la gente se retiraba, su casa; el día uno, estaba lleno y cuando volviera del trabajo seguiría llena porque la noche fue muy larga jajajaj mientras subía al coche de vuelta del trabajo (aun trajeado y con pajarita jajaja) se le dibujó una sonrisa en su cara mientras recordaba la pregunta que hizo a su amiga y su mas que obvia contestación:

El le preguntó eres Feliz? Ella contestó si y siguieron bailando.

Feliz 2015.

Siempre en manada.

Siempre en manada.